En una reunión polémica, el presidente de Rusia Vladimir Putin recibió al excanciller iraní Ali Akbar Velayati, imputado en la causa por el atentado a la AMIA en Buenos Aires, prófugo de la Justicia y con pedido de captura internacional. Está acusado de ser uno de los responsables del ataque realizado el 18 de julio de 1994, que provocó 85 muertos y 150 heridos. Actualmente se desempeña como asesor de alto rango del líder de la República Islámica de Irán.

Previo a la reunión, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral había pedido a Rusia la detención del excanciller iraní, con fines de extradición. El magistrado hizo el pedido a Cancillería, para que fuera girado al país liderado por Putin. El magistrado explicó que la imputación al iraní surge de “su probada intervención en la reunión donde se decidiera llevar a cabo el atentado”. El juez recordó que la justicia local había ordenado el 9 de noviembre de 2006 su captura nacional e internacional “que se encuentra en plena vigencia”, aunque no está incluida entre las circulares rojas de la Interpol.

En su pedido, el juez planteó a Cancillería “que tenga a bien solicitar a las autoridades competentes de la Federación Rusa la detención preventiva con fines de extradición de Ali Akbar Velayati”. “Se deja constancia que con el estado mencionado existe vigente un tratado de extradición ratificado por ley”, indicó.

 

Velayati era ministro de Relaciones Exteriores de Irán cuando ocurrió el ataque terrorista -ocupó el cargo entre 1981 y 1997- y está acusado de haber participado en la reunión que se celebró el 14 de agosto de 1993 en el Consejo Supremo de Seguridad, en la que se decidió el ataque. Está imputado por la comisión de los delitos de homicidio calificado doblemente agravado por haber sido cometido con odio racial o religioso y por un medio idóneo para causar un peligro común, en concurso ideal con los delitos de lesiones leves y graves calificadas en forma reiterada, y daños múltiples.

“En lo relativo a su particular injerencia en la consecución del ataque terrorista, su acreditada presencia en la resolución final que se adopto el 14 de agosto de 1993 en el Consejo Supremo de Seguridad de atentar contra nuestro país lo colocan invariablemente como otro de los personajes protagónicos del lamentable hecho que afecto a la Argentina”, indicó el magistrado.

POLÉMICA. Un excanciller iraní prófugo por el atentado a la AMIA se reunió con Putin.

La reunión del presidente de Rusia con Velayati se produjo a pocos días del encuentro que Putin tendrá con su par de los Estados Unidos Donald Trump, luego de que el republicano decidiera retirarse del acuerdo internacional que levantó las sanciones contra Irán a cambio de limitar su programa nuclear.