Lombradi respondió en Diputados acerca de los despidos en Télam

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, se presentó este miércoles en la comisión de Legislación de Trabajo, en la Cámara de Diputados, para dar respuestas sobre los más de 350 despidos en la agencia de noticias Télam.

El funcionario desestimó que se tratara de un “vaciamiento” impulsado por una persecusión política y argumentó que las desvinculaciones no fueron un fenómeno descontextualizado ni un “capricho arbitrario”.

Lombardi defendió que la agencia siempre cumplió con el pago de salarios y las condiciones de trabajo estipuladas. Pero así y todo, destacó que hubo “61 medidas de fuerza sindicales en dos años”.

Sobre este último punto, cuestionó la cantidad de delegados gremiales que tiene Télam, a diferencia de otras empresas. En su exposición, explicó que la ley establece 1 cada 100 empleados, mientras la agencia tiene en total alrededor de 60.

El funcionario no dudó en apuntar contra la gestión kirchnerista, a la cual calificó como “responsable directa” de la situación económica de la agencia. Y criticó que antes de la llegada del presidente Mauricio Macri el lugar funcionaba como un grupo “de militancia partidaria” en vez de trabajar bajo los parámetros del pluralismo y profesionalismo.

Ante los diputados, además, argumentó que entre 2003 y 2015 se duplicaron los empleados: de 479 a 926. Más de 50, ingresaron en un solo día de noviembre de 2015, a pocas semanas que terminara el mandato de Cristina Kirchner.

Leer más: Despidieron a 354 personas de Télam, la agencia oficial de noticias

A su vez, denunció que 6 de cada 10 ingresos fueron al área periodística, cuando -según sus registros- no contaban con la formación educativa ni la experiencia laboral requerida.

En la misma línea crítica, el titular de Télam, Rodolfo Pousa, leyó un duro informe en donde señaló diversos tipos de irregularidades. Según su diagnóstico, cuando llegó la nueva gestión en enero de 2016, no se estaba cumpliendo con los objetivos periodísticos profesionales.

En referencia a las cifras, recalcó que de los 57 cursos de capacitaciones, sólo participó el 35% de los trabajadores. “Muchos no lograron adaptarse a los nuevos requerimientos y otros resistieron en medidas de fuerza”.

Tanto Lombardi como Pousa quisieron aclarar que “entendían” el dolor y la incertidumbre de aquellos empleados despedidos, pero que consideraban la decisión como un paso fundamental para un nuevo comienzo en la agencia.