Los cargos extra pueden llegar a los 150 dólares.

La concejala María Eugenia Schmuck mostró su interés ante una eventual llegada de Uber a Rosario y desató una ola de crítica de parte de los taxistas.

José Iantosca, referente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), rechazó el desembarco de esa aplicación “porque precariza el trabajo” y anticipó que lo van a resistir “en las calles”.
Por qué importa. La edila del Frente Progresista manifestó que se podría incorporar Uber en la ciudad “con una buena y estricta legislación”.
En declaraciones al programa “Zysman 830” que se emite por La Ocho, el representante de una de las entidades que agrupo a los dueños de taxis, dijo que hace varios meses atrás denunció operaciones de prensa tendientes a facilitar el desembarco de Uber en la ciudad.

“Eso lo dijimos tres meses atrás”, expresó Iantosca, y en seguida afirmó: “Ahora, dicho y hecho, ocurrió. Rechazamos la llegada de Uber porque vienen a precarizar el trabajo. Viene a romper el sistema de transporte público en Argentina. Porque viene a llevarse el 25 ó 30 por ciento de la recaudación a San Francisco (EE.UU), cuando hoy se está hablando de fuga de capitales en la Argentina”.
“Vienen a fundir el país. Nosotros, con nuestro trabajo, ganamos 30 ó 35 mil pesos por mes, tenemos que repartir nuestro sueldo con otras personas. Nos hacen pelear pobres contra pobres. A mi parece una locura. Esto sucedió en el 2001 sin tecnología”, manifestó Iantosca.
El líder de los dueños de taxi dijo que su sector “va a estar en la calle, luchando como corresponde, siempre en el marco de la ley, defendiendo nuestras fuentes de trabajo. Yo no voy a compartir mis ingresos con nadie porque no me alcanza lamentablemente. Si algún compañero se excede porque el Estado, o gente que maneja el Estado como la concejala Schmuck o como la Justicia que nos aprieta y están jugando con nuestras fuentes de trabajo, tenemos que contemplarlo”.