La suba del dólar ya empezó a impactar en la cantidad de turistas que viajan al exterior. Los primeros números oficiales muestran cómo se desaceleró el número de argentinos que pasan sus vacaciones afuera. Dentro de las consecuencias que puede tener una depreciación del peso, esta puede ser una de las más “deseables” por el Gobierno nacional, ya que el año pasado salieron del país nada menos que 10.000 millones de dólares por gastos en el exterior.

El informe sobre Turismo Internacional que publicó el Indec marca que en mayo el porcentaje de crecimiento de la cantidad de turistas que viajó al exterior subió 5,5%, lo que representa una fuerte desaceleración respecto a los primeros cuatro meses del año. Entre enero y abril el ritmo de aumento en el volumen de personas que viajaron a destinos exteriores para vacacionar creció en porcentajes de entre 11 y 20 por ciento.

Para el economista jefe de la consultora Epyca Martín Kalos, “la corrida cambiaria comenzó el 26 de abril, así que en mayo ya tenés incertidumbre no sólo respecto a qué precio se va a ir el dólar, sino que después a medida que la corrida se profundizaba, también hubo incertidumbre sobre hacia dónde iba el modelo económico”, dijo.

La sangría de dólares por los viajes al exterior fue una de las razones por las cuales el déficit de la cuenta corriente, es decir la diferencia entre los dólares que ingresan y los que se van por bienes y servicios fue tan alta en 2017. Este desequilibrio, además, es una de las razones que explican la vulnerabilidad particular que tuvo el país en los últimos meses y que la llevó a ser la economía emergente que más devaluó su moneda.

Moderar esta vía de escape de dólares es una de las consecuencias directas de la suba del dólar: con pasajes más caros y con menor poder de compra del peso respecto a monedas externas, se desincentivan los viajes internacionales por turismo. “Todavía tenés mucho turismo emisivo porque había muchos contratos arreglados de antemano (pasajes comprados con anticipación, y hospedajes reservados). En junio y julio el retroceso será más grande”, apuntó Kalos.

De acuerdo a los números del Indec, durante mayo el destino exterior más visitado por los argentinos fue Europa (24,1% de los turistas), seguido por Estados Unidos (23,1% del total), Brasil (16,2%) y Chile (7,2%).

En los últimos días hubo idas y vueltas entre funcionarios del Gobierno nacional respecto a la implementación de un nuevo impuesto para los pasajes al exterior. Primero fue el jefe de Gabinete Marcos Peña, que aseguró que era “una opción” que estaba sobre la mesa para ser considerada, aunque horas después el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne desmintió que la Casa Rosada fuera a revisar ese tributo.