Desgarradora medida: en Candioti, vecinos cortaron la ruta para que restituyan un nene a su papá

La comunidad de Candioti tomó partido en un juicio por la tenencia definitiva de un menor. Es que el viernes se difundió por redes sociales un video en el que el menor era obligado a irse con su madre. El padre acusó a la policía de Candioti por coacciones en Cadena Oh!

Vecinos de Candioti se manifiestan

El padre del menor de 8 años dijo al móvil de Cadena Oh! que la semana pasada el juez le otorgó la tenencia compartida del niño y el viernes último, la madre se presentó en la Comisaría de Distrito Nº 22 del pueblo para hacer cumplir el mandato, sin que las partes fueran debidamente notificadas.

Un video casero que se viralizó, registra el desgarrador momento en el que Vladi, abrazado a su padre, se resiste con llanto a irse con su mamá.

Las imágenes hicieron que los pobladores de Candioti tomaron partido para que el menor vuelva con su papá.
Así fue que el sábado por la tarde hubo una manifestación pacífica frente a la comisaría; movilización que involucró a un grupo de entre 200 a 300 personas y que se reiteró el domingo por la tarde, cuando se convocaron para darle la bienvenida al niño, que supuestamente debía ser devuelto a su padre a las siete de la tarde. Pero en cambio llegó la noticia de que no sólo el pequeño no regresó sino que recién hoy se retomarían las conversaciones con las autoridades judiciales en feria, lo que hizo que los vecinos corten la Ruta Nacional Nº 11

El conflicto se inició el 2 de enero de 2017, cuando la Justicia de Familia le otorgó la tenencia provisoria del menor a Gerardo Krinisky, un contratista rural de 58 años, que desde ese entonces le dio a Vladi, casa, comida, educación y todo lo que estuvo a su alcance mientras se mantuvieron unidos. Pero el 5 de julio llegó la decisión del juez de Familia Nº 2, Rubén Cottet, que dispuso la tenencia compartida para los padres, pero fijó domicilio del menor en la casa materna.

Como la sentencia no había sido notificada a las partes y no se encuentra firme, nada hubiera ocurrido de no ser porque la madre del niño se presentó con una copia simple del mandato judicial para obligar a la fuerza pública a hacerlo cumplir; y ésta procedió sin miramientos.

“Tengo tenencia provisoria desde el 2 de enero de 2017, que me la otorga la Subsecretaría de la Niñez y el Juzgado de Familia, a raíz de que Vladi, que vivía en Santo Tomé con su mamá, empezó a tener algunos problemas” tanto en el preescolar, como en el primer semestre del primer grado que cursaba en el Liceo Militar, contó su padre Gerardo Krinisky al móvil de Cadena Oh!

“Yo solventaba los gastos de estudio y en ese entonces me habían llamado del Liceo porque el nene iba en mal estado, la madre no aparecía, veían castigos sobre el nene y me dijeron que la iban a denunciar”. Entonces “cuando ella se ve acorralada decide mandarlo a la escuela Juan de Garay Nº 15 de Santo Tomé”, repasó el padre y contó que desde ese establecimiento también lo llamaron y provocaron también una denuncia ante las autoridades de la Regional 4ta. de Educación y la intervención de oficio de la Subsecretaría y la Justicia de Familia.

Desde ese 2 de enero de 2017 hasta el viernes pasado Vladi vivió con su padre, y progresivamente fue restableciendo el vínculo con la mamá, que tenía un régimen de visitas de un fin de semana cada 15 días, como ordenó la Justicia. Aunque con una resolución en contrario, actualmente la sentencia está en suspenso porque las partes no fueron notificadas. “Mientras tanto la tenencia tiene que seguir conmigo”, asegura Krinisky.

“Ella se hizo presente con una fotocopia en la comisaría, la policía me vino a buscar en dos oportunidades a mi casa, me querían obligar a que lo restituya. Me tuve que hacer presente en sede policial y me presionaron, me obligaron, me dijeron que me iban a pintar los dedos, que me iban a hacer una cautelar si no les entregaba la criatura. Entonces cedí, a pesar de la recomendación de los abogados”, lamentó.