Imagen ilustrativa

La localidad de Fresno, en California, quedó conmocionada por un trágico accidente doméstico. Un nene, de dos años, murió tras dispararse a sí mismo con una pistola que encontró en su casa.

El incidente ocurrió en la habitación del chico que, aún no se sabe cómo, logró agarrar el arma sin que los adultos de la casa se dieran cuenta. Sus padres lo habían dejado al cuidado de unos amigos de la familia, según explicó el teniente Rob Beck, del departamento de policía local.

Aquí vivía el niño, quien estaba al cuidado de unos amigos de sus padres

La víctima, cuya identidad no fue divulgada, fue trasladada de inmediato a un hospital cercano, pero murió ante de llegar al centro de emergencias.

Las autoridades investigan a quién le pertenecía la pistola, ya que todavía no se sabe si era propiedad de la familia o si los cuidadores del nene la llevaron al domicilio.

El teniente Beck recalcó que, si se tienen armas de fuego en una casa, es obligatorio tenerlas bajo llave y fuera del alcance de los niños. Según los últimos datos oficiales, en 2015 murieron 25 chicos entre 1 y 4 años por causa de un disparo accidental. En total, por el mismo motivo, la cifra asciende a 489 personas.