Sigue el intenso rescate de los niños

La lluvia se convirtió en el nuevo enemigo de los rescatistas, que a contrarreloj ponen en marcha la segunda parte del operativo para sacar de la cueva a los ocho chicos y al profesor atrapados.

Durante la mañana del domingo de la Argentina, las autoridades informaron que habían rescatado a cuatro niños, que fueron trasladados al hospital y están en perfecto estado de salud. También anunciaron que las tareas se pausaban hasta poner en condiciones el camino por donde se movían los buzos. Ahora, ese tiempo de espera se acabó y volvieron al trabajo para socorrer a los restantes miembros del grupo.

Leer más: Confirman que son cuatro los chicos rescatados de la cueva en Tailandia

 

Pero la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia, se convirtió en una verdadera trampa mortal. La distancia entre la entrada de la caverna y el lugar donde están atrapados los chicos es de 4 kilómetros, que deberán ser atravesados en varios trayectos bajo el agua y en otros a pie, tal como fue en la primera etapa del rescate.

Según se estima, las condiciones climáticas para hoy serán más difíciles que las experimentadas en la primera parte, con lluvia permanente y fuertes correntadas en los cursos de agua dentro de la cueva. Mientras tanto, una vez que hayan sido reemplazados los tubos de oxígeno a lo largo de todo el recorrido que hacen los buzos por más de 11 horas, el operativo podrá comenzar.