Se llevaron a cabo en diversos vehículos de transporte de alimentos.

En primera instancia se efectuó en Lamadrid y Bolívar. Luego fue por Ayacucho y Pellegrini. Su objetivo fue el control de vehículos de transporte de alimentos, estado de la mercadería, supervisión de higiene, temperatura y vigencia del Certificado UTA (Unidad de transporte de Alimentos) obligatorio para el traslado de este tipo de mercaderías.
Se labraron quince actas de constatación y un acta decomiso de mercadería debido a que los alimentos transportados no contaban con la temperatura adecuada.
Cabe destacar que este tipo de controles forman parte de diferentes acciones que se realizan desde la Agencia de Seguridad Alimentaria, coordinadamente con otras áreas como Protección Comunitaria, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos.