Apple originalmente era una compañía de muchos colores, aunque en los últimos años -a excepción del iPhone 5C- se volvió mucho más clásica con los negros, grises y dorados como los colores principales.

Parece que la compañía volverá a apostar al color, al menos en uno de los modelos de iPhone que presentará en el mes de septiembre.

Se espera que lleguen tres modelos: uno idéntico al iPhone X de 5.8 pulgadas con algún upgrade en especificaciones, un iPhone X Plus de 6.5 pulgadas similar al otro pero más grande y uno más económico con pantalla LCD de 6.1 pulgadas.

Es justamente el modelo de entrada que el tendría colores interesantes, según un reporte de Ming-Chi Kuo.

BLANCO, GRIS, AZUL, ROJO Y NARANJA

Realmente sorprende esta variedad de colores, imaginando que blanco y gris se refiere al silver y space grey que hoy ofrece la compañía, aunque los otros serían más llamativos.

Este modelo con pantalla LCD sería el más económico de la gama a un precio cercano a los US$700, mientras que el X Plus rondaría los US$1000 con su pantalla AMOLED.

No falta tanto para septiembre, pero ya tenemos una idea de lo que podemos esperar.