Las boletas con vencimiento 23/7 se deben desestimar.

El Ejecutivo local se vio nuevamente en la obligación de salir a remediar un inconveniente que se generó en las facturas de julio de la tasa municipal. Por un error en la carga de algunos parámetros, hubo un parte de los documentos que están desvirtuados. Por esa razón, decidieron retrasar el vencimiento por 48 horas. Quienes reciban boletas con fecha límite el 23 de julio, deben saber que quedaron sin efecto.

“No tiene nada que ver con los montos. Hubo equivocaciones en los parámetros que están incluidos. Por eso lo queremos subsanar, para que no se desvirtúen”, trató de explicar Silvina Darcángelo, de la sección tributaria, en diálogo con Radio Casilda. El error es de tipo operativo, por eso motivo se reingresaron las sistema y se puso como nueva fecha de vencimiento el próximo miércoles 25 de julio.

Desde el municipio no pudieron detectar la equivocación a tiempo y algunas facturas ya se repartieron, sobre todo las que corresponden al barrio Alberdi. De todas maneras se aclaro que en caso de que alguien ya haya abonado, puede dirigirse al Palacio Municipal para que su dinero sea retribuido el siguiente mes.

La historia no terminaría aquí, puesto que se iniciaría un sumario administrativo a empleados de dicho sector. Puesto que no es la primera vez en el año que se genera este tipo de incomodidad. El febrero pasado, varios vecinos se vieron sorprendidos por montos con una suba que supuestamente se había aprobado en marzo. El remiendo llegó a tiempo.