Los arequitenses intentan contener a la familia de Loana.

Arequito está atravesado una vez más por la pérdida de una joven vida que toca el corazón de sus habitantes. La pequeña Lohana, de apenas 6 años, no pudo escapar del incendio que se propició en la vivienda que habitaba junto a su madre y su hermana menor. Desde la Comuna han ofrecido soporte, los mismos vecinos se han solidarizado con la causa y hasta el establecimiento educativo donde asistía la niña organizará una colecta solidaria para dar una mano.

La Escuela Primaria N° 773 Bernardino Rivadavia cerrará durante toda la jornada en señal de luto. Loana asistía diariamente y era alumna del primer grado. Su desaparición física llenó de tristeza las vidas de maestros y compañeritos. La directora, Lucrecia Dalla Negra, se puso al frente de una movida para recibir muebles, artefactos y electrodomésticos para la familia.

Desde el gobierno local hicieron saber que se harán cargo de los gastos del sepelio y el velatorio. Además, obreros comunales trabajarán en la reconstrucción de la vivienda que quedó sumamente deteriorada en su interior. Por el momento, quienes moraban la casa se quedarían en el hotel del Polideportivo del Club 9 de Julio. El cual abriría sus puertas de forma gratuita. Más allá del esfuerzo de todos, por el momento, las necesidades básicas están cubiertas.

Personal de Acción Social, del Samco y de la Secretaría de Salud también se acercaron hasta el lugar de los hechos. Pusieron un grupo de profesionales a disposición para contener emocionalmente a los familiares que se vieron golpeados por tremenda tragedia