Sony tiene teléfonos interesantes, pero su cuota de mercado no ha colaborado a que la compañía pueda hacer rentable esta división, planeando menos modelos y un objetivo de reducir las pérdidas.

Pero estos cambios podrían traer también el cierre de oficinas y operaciones en varias regiones del mundo, tal como lo indicó el tipster Evan Blass en Twitter:

“MALAS NOTICIAS PARA LOS FANÁTICOS DE SONY MOBILE EN MEDIO ORIENTE, TURQUÍA Y ÁFRICA: ESTOY ESCUCHANDO QUE LA COMPAÑÍA CERRARÁ SUS OPERACIONES Y OFICINAS EN LA REGIÓN PARA OCTUBRE.”

Evan Blass es reconocido por tener buena información, y esto podría concretarse en breve, como parte de la restructuración para lograr rentabilidad.

Achicar el mercado podría ser una solución para Sony en cuestión de costos, aunque su futuro en la división móvil resulta incierto.