En ese sentido, el intendente Dionisio Scarpín y el director ejecutivo de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático, Ing. Ricardo Bertolino, suscribieron un convenio de adhesión que permitirá al municipio de Avellaneda, articular acciones concretas con más de 150 localidades.

Leer más: Avellaneda se suma a la Red Argentina de Municipios frente al cambio climático

En relación a esto, Scarpín expresó que “el propósito es delinear e impulsar acciones concretas vinculadas a la eficiencia energética, gestión de residuos, energías renovables, movilidad sostenible y adaptación al cambio climático, entre otras”.

Gestiones del municipio frente al cambio climático

  • Residuos Sólidos Urbanos

Desde marzo de 2015 se recolectan los residuos de manera diferenciada en toda la ciudad, para la gestión posterior de los mismos el municipio cuenta con una planta de clasificación que es operada por una Cooperativa de Trabajo que se encarga de diferenciar, enfardar y comercializar los materiales recuperados.

Actualmente se están recuperando en promedio 70.000 kg de residuos por mes, haciendo un total acumulado desde el comienzo del proyecto de más de 1.200.000 kg de materiales recuperados.

Asimismo, para las corrientes de residuos que ameritan una gestión diferente, se incorporó un Punto Limpio Móvil, donde los vecinos pueden acercar Aceite Vegetal Usado, Pilas y Baterías, Residuos de construcción en pequeñas cantidades, Ropa usada en buen estado y Artefactos de iluminación. Cada fracción luego se gestiona según sus características individuales:

El Aceite Vegetal Usado se recicla en una empresa local y se transforma en Biodiesel
Pilas y baterías y Artefactos de iluminación se envían a tratadores habilitados
Residuos de construcción se aprovechan en la medida de las posibilidades
Ropa usada en buen estado se entrega a Cáritas.

  • Gestión de residuos de poda y jardín

Estos materiales se procesan en una empresa local, ubicada en el parque industrial de la ciudad. Allí tanto los residuos de los jardines particulares, como los de la poda y mantenimiento de arbolado y espacios públicos, son chipeados para ser luego aprovechado en las calderas de empresas ubicadas en el mismo parque industrial.

  • Arbolado Público

Dentro de la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente hay un sector específicamente abocado al mantenimiento y gestión de los espacios y arbolado público. El Vivero Municipal es el responsable de generar los plantines de las especies necesarias para abastecer a este sector.

Asimismo, se realiza anualmente una poda de todo el arbolado público para mantenerlo en condiciones adecuadas, y se gestiona el recambio de aquellos ejemplares que por algún motivo deban ser extraídos.

  • Gestión de efluentes cloacales

En Avellaneda el servicio de gestión de efluentes cloacales lo realiza el municipio, contando actualmente con un 82% de cobertura de red colectora y dos plantas de tratamiento: una comprendida por lagunas de estabilización y una nueva planta compacta biológica que funciona con un sistema de biodiscos.

La red colectora se continúa ampliando constantemente con el objetivo de lograr el 100% en la cobertura de la ciudad.

  • Bicisendas

Se encuentra en plena ejecución la instalación de bicisendas en la ciudad, la primera etapa de este proyecto comprende un total de 14 km que unirán mediante las arterias principales o estratégicas de circulación los barrios con el centro de la ciudad y la zona industrial.

  • Eficiencia Energética

A principios de 2018 se comenzó con el recambio de luminarias del alumbrado público de vapor de sodio a LED en toda la ciudad mediante fondos otorgados por el Gobierno Nacional. A partir de esto, sumado a otras iniciativas a nivel local y provincial, se comenzó a trabajar en eficiencia energética en los edificios públicos. Inicialmente se realizó un recambio a luminarias LED, pero también se avanza incorporando sensores de movimiento especialmente en espacios de uso común y se apunta a lograr generar parte de la energía necesaria para el funcionamiento de las actividades mediante calefones solares y paneles fotovoltaicos.

De este modo se pretende lograr una experiencia a nivel local que pueda ser replicada en otros edificios, tanto administrativos de empresas, como de industrias y también los domésticos.