Hinchas de Colón y de Unión desde hace días caminan las calles de Rusia por el mundial de fútbol. La mayoría está en Moscú poque es la sede del partido entre Argentina e Islandia.

Con el correr de las horas los colores rojos y blancos y rojos y negros fueron ganando las calles de la ciudad. Además había hinchas de la provincina como Newell’s y Central.

La fiesta que se vive en Moscú y en toda Rusia hace que los hinchas de Colón y de Unión, como lo de los otros clásicos, esten todos juntos en un mismo lugar y por una misma razón: la selección Argentina.