En una histórica sesión con final abierto Diputados debatirá el proyecto que legaliza el aborto, en una votación que será definida por los indecisos y ausentes. Hasta el momento se desconoce qué harán 13 legisladores, que inclinarán la balanza a favor o en contra de la propuesta, en un debate que se prevé que dure 20 horas y que termine en la mañana del jueves. Esta mañana definieron sus votos José De Mendiguren, Alejandro García y Hugo Marcucci, que anticiparon que votarán a favor.

La iniciativa, que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana catorce, logró el martes dictamen de mayoría en el plenario de comisiones de Legislación General, Salud, Familia y Legislación Penal, donde los impulsores la impusieron por 64 firmas a favor y 57 en contra.

Los ex indecisos anticiparon sus votos por las redes sociales.

Aunque se redujo la cantidad de indecisos y se acortó la brecha entre los diputados que rechazan o apoyan la iniciativa todavía se desconoce qué harán 13 legisladores, tanto del oficialismo como de la oposición. Ellos son: Gustavo Fernández Patri (FPV), Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago), José Riccardo (UCR), Gustavo Saadi (Elijo Catamarca), Héctor Stefani (PRO), Luis Beder Hererra (PJ), Melina Delu (PJ), Verónica Derna (Frente de la Concordia), Danilo Flores (PJ), Ariel Rauschenberger (PJ), Facundo Garretón (PRO), Inés Lotto (FPV) y Alejandra Vigo (PJ), consigna Clarín.

El margen de votos sigue achicándose, a pocas horas de la sesión. En estos últimos días anunciaron cómo votarían la macrista Anabella Hers Cabral; los massistas Fernando Ascencio y Mirta Tundis; el kirchnerista Fernando Espinoza; y los radicales Atilio Benedetti, Aída Ayala y Daniel Kronenberger. Todos ellos adelantaron que apoyarán el proyecto de aborto legal.

Mientras que otro anticipó su rechazo a la iniciativa, en un verdadero “panquecazo”. Se trata de José Luis Ramón, del Partido Intransigente. Primero dijo que respaldaría el proyecto pero luego se dio vuelta y anunció su cambio de posición. Ramón formaba parte del interbloque de Martín Lousteau, Evolución Radical, que decidió echarlo del espacio por su controvertida maniobra.