Valeria Bertuccelli charló el martes por la noche con Luis Novaresio en su ciclo de entrevistas para A24. Allí habló del debate del aborto, del empoderamiento de la mujer pero sorprendió al revelar los verdaderos motivos de su salida de la obra teatral Escenas de la vida conyugal, que protagonizaba con Ricardo Darín. Fue en ese momento donde denunció maltrato y exigió que el actor le pida disculpas.

“Decidí dejar la obra por dos razones. Por una lado, artístico sentía que se estaba yendo para un lado que no era. Sucede muchas veces, una vez que se estrena la obra se relajan tensiones y con el correr de las funciones se empieza a desdibujar”, comenzó su relato Valeria, quien enseguida continuó: “Y, por otro lado, profesionalmente, sentía que no estaba siendo tratada como debía. Había algo del trato, donde no la estaba pasando bien. Igual cumplí el contrato”

“Cuando decidí irme, lo primero que hice fue hablar con Ricardo, porque era un amigo. Me costaba mucho pasar por esa situación de destrato con alguien que quería, un amigo”, detalló e insistió: “Lo primero que hice fue hablar en su casa. Le avisé con mucho tiempo que no iba a seguir con la obra. Ricardo me preguntó si lo hablé con alguien y dijo ‘te pido que me des un par de meses para pensar que decir y no hablen pavadas‘”

“Cuando volví de las vacaciones ya habían anunciado que la obra no seguía y seguimos esos últimos meses pero fue muy muy difícil para mí“, consideró Bertuccelli y lanzó una anécdota: “Sobre los últimos días me llamó Raquel Flotta, jefa de prensa, para decirme también que era lo que ibamos a decir. Nos dijieron que digamos que Ricardo tenía que hacer una película y a mí otra”.

“En ese momento yo tenía mucho para decir pero no lo iba a hacer” y solo atiné a decir: “Espero que cuando vuelva no digan que me echaron”. Sin embargo, segón relató Valeria, la situación fue diferente: “Cuando volvieron dijeron cosas mucho peor. Dijeron que las verdaderas razones eran que yo había tenido un romance, que me había enamorado perdidamente, que no había podido evitar contarselo a mi marido, quien me había sacado de una oreja y me llevó de gira para que me olvide. Toda una telenovela mexicana”

“Para mí eso fue siniestro”, senteció y recordó: “Escuchaba chicas, panelistas que yo veía en las marchas de Ni una menos, que decía que eso podía pasar, que Ricardo es muy enamorable. Y, en realidad, era una mujer que decidió dejar un trabajo porque artísticamente no estaba de acuerdo ni va a recibir maltratos”

“Como mujer me sentía muy reducida”, insisitó Valeria y aprovechó para remarcar la igualdad de géneros. “Mi sueldo, si hablamos de igualdad, yo cobraba 7 puntos y Ricardo cobraba 30.”

“Ni que a mí no me importe ni el dinero, ni el éxito, ni trabajar con el que todas quieren trabajar, porque siento que no voy a dejar que me traten así o que no es lo quería, me podría haber enaltecido. Y sin embargo, me humilló tremendamente“, consideró.

“Me callé, me callé, hice una película, dirigí, me callé y llegó un momento en donde me empezó a hacer ruido no hablar”, explicó Vertuccelli, quien remarcó que sabe las consecuencias que puede tener por romper el silencio: “Yo se que me puede traer muchos problemas hablar. No me pueden llamar más los productores”

Por otra parte, la actriz y directora consideró que a su compañero “lo enaltecería mucho pedir disculpas” y reveló: “después le pasó con Erica (Rivas)”.

Al final, Novaresio le preguntó directamente a Valeria si lo que vivió con Ricardo fue”bullying, maltrato o acoso” y ella, quien no quiso dar detalles, se limitó a aclarar:” Me trató de la manera en la que no hay que tratar a una compañera.”