Donald Trump y Kim Jong-Un

El presidente estadounidense Donald Trump, y el norcoreano, Kim Jong-Un, firmaron un “detallado” acuerdo tras su histórica cumbre en Singapur que según adelantaron los mandatarios, “va suponer un gran cambio para el mundo”, pero sobre el que no dieron detalles.

Tras más de cuatro horas de reuniones en el hotel Capella de la isla de Sentosa, Kim y Trump protagonizaron una ceremonia para firmar el documento conjunto, que será hecho público en breve y que supuso el final de la cumbre.

“Hoy hemos mantenido una reunión histórica, y estamos listos para dejar atrás el pasado. El mundo va a presenciar un gran cambio”, dijo Kim durante la firma, en la que también quiso mostrar su “agradecimiento” a Trump por su disposición a celebrar la reunión.

Por su parte, Trump expresó que el documento recién firmado era “muy detallado” y aseguró que estaba desarrollando “un vínculo muy especial” con Kim.

“Vamos a ocuparnos de un problema muy grande y muy peligroso para el mundo”, recalcó Trump.

El mandatario de Estados Unidos aseguró que el proceso de desnuclearización de Corea del Norte comenzará “muy rápido”.

En declaraciones a periodistas al separarse de Kim, Trump describió al líder norcoreano como un hombre “con mucho talento” que “ama mucho a su país”, y adelantó que se reunirán “muchas veces” a partir de ahora.

Al ser consultado sobre si invitaría a Kim a la Casa Blanca, el mandatario respondió: “Absolutamente, lo haré”.