Úrsula Corberó (28) y el Chino Darín (29) son una de las parejas del momento y acaparan la atención de los medios y de sus millones de seguidores en las redes.

Desde ya hace algunos años, la famosa española -protagonista de La casa de papel- y el actor argentino están instalados en Madrid. Pero la pareja suele visitar Buenos Aires.

El lunes por la noche, ambos se mostraron enamorados por la ciudad y, en su paseo, disfrutaron de la obra teatral Tarascones en el Teatro Picadero.

Para la salida, la pareja eligió la comodidad. Ambos lucieron un look sport: joggins, camperas amplias y zapatillas deportivas. Pero en particular, el Chino sorprendió al usar un bastón. ¿Qué le pasó? Según explicó el hijo del renombrado actor argentino Ricardo Darín (61), tiene que usarlo porque tuvo un pequeño accidente en España.

Tras ver la obra, ambos retiraron su auto del estacionamiento y se mostraron simpáticos con los empleados del lugar. Pero no así con la prensa. Más específicamente con Martín Salwe, el notero de Los ángeles de la mañana (El Trece, a las 10.30).

Con toda la buena predisposición, el periodista los saludó y les preguntó cómo estaban. Pero Úrsula no reaccionó de la mejor manera: “Estoy bien, pero no es el momento, mi amor”. “¿Qué pasó?”, fue la siguiente pregunta. “Y… que no es el momento”.

Como ella no quería hablar, el notero intentó dialogar con el Chino. “¿Por qué no sabían que estábamos en la Argentina? No queríamos contarlo. Por privacidad, intimidad”, aclaró él.

Y la siguiente pregunta fue para ella. “¿A vos te gusta Buenos Aires?”. “Estoy feliz, contenta, súper relajada, disfrutando de mis vacaciones, ahora más que nunca… ¡Muchísimas gracias!”, respondió, irónica.

“¿Si me gusta la prensa? No, nunca me gustó. Me gusta cuando me tiene que gustar, no cuando salgo del teatro, que es un momento personal”, sentenció, súper incómoda.

Además, aprovechó para aclarar que no hay ninguna posibilidad, según ella, de que participe en el Bailando 2018.

La catalana y el argentino se conocieron hace más de dos años en las grabaciones de la serie La Embajada. ​Pero la confirmación de romance llegó recién a mediados de 2016, cuando se empezaron a mostrar juntos.

Desde ese momento, los medios se concentran en la pareja. “Ella tiene un fuego interno, una chispa que puede con todo. Le levanta el ánimo a cualquiera. Es uno de sus aspectos más deslumbrantes. Y luego está su versatilidad como actriz y su profesionalidad. Es una mujer maravillosa”, señaló el Chino recientemente en una entrevista con un medio español.

“¡Ha sido un descubrimiento increíble! Tiene una energía alucinante y es muy gracioso, noble, bueno… siempre está de buen humor y te divierte con sus bromas y comentarios. Como profesional, le admiro; es un crack”, devolvió ella.