Cumbre histórica entre EE UU y Corea del Norte

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, tuvieron un histórico encuentro, tras dejar atrás años de rivalidad política y militar. Durante la reunión “técnica” que mantuvieron en Singapur con algunos miembros de sus respectivas delegaciones, ambos se mostraron optimistas.

Trump aseguró a los periodistas que su charla de 48 minutos a solas con el líder norcoreano había ido “muy, muy bien”, aunque Kim no respondió a la pregunta sobre si está dispuesto a deshacerse de sus armas nucleares.

Por su parte, el líder norcoreano comentó al inicio del encuentro con las delegaciones que agradecía poder estar ahí para “hablar de temas importantes” y prometió que colaborará con Trump. “Vamos a trabajar para resolver los problemas juntos”, aseguró Kim.

De esta reunión también fueron parte el secretario de Estado de la Casa Blanca, Mike Pompeo -que se encontró dos veces con Kim en Pyongyang- y el jefe de gabinete estadounidense, John Kelly.

Por su parte, a la derecha de Kim Jong-un se sentó Kim Yong-chol, considerado uno de sus más estrechos colaboradores y una de las figuras de mayor peso en relaciones exteriores y espionaje. También estuvieron Ri Yong-ho, actual canciller norcoreano, y Ri Su-yong, excanciller, otro consejero del líder asiático.

La reunión, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación en la Guerra Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.