Litoral Gas realizará inspecciones para detectar posibles casos de fugas. Así lo confirmó la empresa prestataria del servicio en un comunicado donde anticipa que durante los meses de junio y julio se realizarán tareas de control en los domicilios de la ciudad.

El relevamiento incluye la detección de fugas bajo vereda en las instalaciones propiedad de Litoral Gas, cañerías principales y conexiones a cada domicilio, así como las que puedan localizarse dentro del gabinete sobre el frente de la vivienda.

“Las pérdidas verificadas en esta última ubicación podrían llevar a la suspensión temporaria del suministro al cliente, el que será restituido por personal de Litoral Gas una vez se haya dado intervención a un gasista matriculado y regularizado la situación”, advirtió la empresa.

Finalmente remarcaron que “el personal de Litoral Gas recorrerá las veredas inspeccionando la red de media presión y eventualmente pueden requerir dejar una nota en algún domicilio, pero no ingresar al mismo”.