Las fiestas de Paiporta, en un pueblo cercano a Valencia, se convirtieron en el escenario de una tragedia. Un torero de 27 años murió tras ser corneado por un toro mientras intentaba ayudar a otro corredor, que se había resbalado en medio de la calle. El “héroe”, como lo describieron los medios españoles, sufrió heridas en el pulmón y en el corazón.

La víctima fue identificada como Rubén Quintanar, un reconocido torero de la localidad de Torrent. El joven intentó distraer al animal para que no atacara a otro participante que se había caído al suelo. Pero cuando se acercó para socorrerlo, él también se cayó y se transformó en el nuevo blanco.

Según detallaron los diarios españoles, la cornada le provocó una perforación en el pulmón “del tamaño de un brazo” y en el corazón. Aunque fue trasladado de inmediato al Hospital La Fe de Valencia, los médicos no pudieron hacer mucho por él. Murió a los pocos minutos de ingresar.

La peña que organizaba los festejos decidió cancelar el resto de los actos que tenían previstos. Las autoridades remarcaron que había dos ambulancias, cuando solo existe la obligación de que haya una. Esto se debió a que los anfitriones tienen un acuerdo con el Hospital General de Valencia y querían redoblar las medidas de seguridad.

Desde el Ayuntamiento de Paiporta no tienen definido si el año que viene volverán a celebrar estos festejos. Sin embargo, los amantes de las corridas sostienen que no se tienen que dejar de hacer porque todos los participantes conocen los riesgos y no suelen ocurrir incidentes como este