El hecho ocurrió alrededor de las 22hs en inmediaciones de Pedro de Espinosa y Tobas, en el norte de la ciudad.

Según se pudo saber, los efectivos policiales fueron convocados tras producirse varias detonaciones de arma de fuego contra una vivienda y a raíz de ello un importante desorden del lugar.

Cuando los uniformados procedían a detener a dos sujetos quienes estaban armados, varios vecinos de la zona comenzaron a agredir al personal con golpes y arrojándoles elementos contundentes. Producto de ese ataque, un policía terminó herido.

Gracias a la colaboración de los refuerzos, se logró restablecer el orden en el lugar y se pudo trasladar a seis personas, unas de ella una menor de edad.

Los individuos fueron identificados por portación indebida de arma de guerra, resistencia a la autoridad y atentado calificado. Se secuestró un arma de fuego de fabricación casera.

Vale informar que las heridas sufridas por el uniformado no revistieron gravedad.