Habilitan un transgénico made in Rosario. El gobierno nacional habilitó una variedad de alfalfa desarrollada en Rosario por el INDEAR (Instituto de Agrobiotecnología de Rosario), a partir de una alianza entre el CONICET y Bioceres.

Se trata de un cultivo resistente al herbicida glifosato que incluye una variedad genética desarrollada por Monsanto (ahora Bayer). Luego de estudiar el tema, según el SENASA, “los eventos de alfalfa evaluados son sustancialmente equivalentes a su contraparte convencional, por lo tanto, tan seguros y no menos nutritivos que la alfalfa convencional”. Abriendo la puerta para que el Ministerio de Agroindustria le de luz verde.

No obstante, el INDEAR, “deberá suministrar en forma inmediata a la autoridad competente toda nueva información científico-técnica que surja sobre la alfalfa que contenga los eventos cuya comercialización por la presente medida se aprueba, que pudiera afectar o invalidar las conclusiones científicas en las que se basaron los dictámenes que sirven de antecedente a la presente autorización”.

No obstante la habilitación, la medida regulariza una situación que ya se venía dando. En 2016 una serie de inspecciones concretadas por el Instituto Nacional de Semillas (INASE) ubicaron hasta 60.000 kilos de estas semillas transgénicas a manos de compañías de acopio distribuidas entre Santiago del Estero, San Juan, Mendoza, Santa Fe y Córdoba.