Con vecinos, niños y niñas del Jardín San Lorenzo, el intendente José Corral junto al Secretario General del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Mauricio Colello cortó las cintas para dejar formalmente inaugurada la obra de pavimentación de hormigón de calle Amenábar entre Hermanos Madeo y Lamadrid. Con una inversión que superior a los $7 millones, la obra le posibilita a los vecinos el acceso al Centro de Salud Oratorio San Lorenzo, al Jardín Municipal, el CAF Nº 23 y a la Subcomisaría 10ma, garantizando la circulación, incluso en días de lluvia.

Cabe señalar que esta obra de pavimentación de unas cinco cuadras en el Distrito Suroeste, integra el Plan de accesibilidad a establecimientos educativos y otras instituciones públicas por una inversión total de $137 millones en calles de hormigón y $ 30 millones en pavimento articulado financiado por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, en labor en equipo con el Gobierno de la Ciudad.

La actividad tuvo lugar en este viernes por la mañana en la intersección de calle Amenábar y Gaboto. Durante el acto, el intendente estuvo acompañado por los diputados nacionales, Albor Cantard y Hugo Marcucci; la secretaria General, María Martín; el secretario de Obras Públicas, Ricardo Alcaráz, y la secretaria de Educación, Erika Figueroa. También participaron los concejales, Carlos Pereira, Carlos Suárez y Luciana Ceresola, así como representantes de la vecinal San Lorenzo, la Comisaría 10º, el Centro de Acción Familiar -CAF- nº 23, y el Jardín Municipal.

Acceso y oportunidades

“Qué alegría. Es un paso más, de muchos que venimos dando en toda la ciudad, pero particularmente en esta zona del suroeste, que tanto sufrió en el pasado, pero que, sin embargo, gracias a las obras está cambiando”, señaló el intendente José Coral al inaugurar la obra y apuntó: “El pavimento no es solo pavimento. Es el acceso al jardín, a la escuela y a la Escuela de Trabajo que tenemos a pocos metros de aquí para los jóvenes: a la educación. Es la posibilidad de una mejor calidad de vida para todos, y en los días de lluvia tener un día normal”.

En ese marco valoró las intervenciones de pavimentación que con aportes de los distintos nivles del estado están en marcha en distintos puntos de la ciudad.”Estas son parte de las 54 que estamos haciendo solo con este programa de acceso a escuelas, jardines, centros de salud, financiadas por el Gobierno Nacional. Pero también tenemos otras 50 del Plan Nacional de Hábitat, algunas dentro de estos barrios del suroeste, que se suman a otras intervenciones. En total tenemos en en este momento en obra más de 250 cuadras en Santa Fe que brindan accesibilidad y oportunidades en nuestros barrios”.

“Pero lo importante es que hay un verdadero plan de obras, que ahora está a nivel de pavimento, pero que comenzó hace algunos años con la inversión más importante que está bajo tierra, con los desagües”, sostuvo José Corral al tiempo que valoró el trabajo en equipo para elegir las prioridades de las obras: “Fueron los vecinos quienes nos señalaron en una reunión en la que presentamos los planes de pavimentación, que Amenábar era prioritaria porque es el modo más sencillo de llegar al centro de salud y al jardín. Estamos muy contentos y con el compromiso de seguir, porque cuando logramos estas mejoras, tenemos que plantearnos objetivos mayores todavía”, concluyó.

Obras que transforman

El secretario General del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Mauricio Colello, destacó la llegada del pavimento como “un factor importante que permite, por ejemplo, que las ambulancias entren sin problemas, al barrio integrarse con la ciudad facilitando el acceso del transporte público, y también la accesibilidad a las escuelas para que los chicos lleguen sin problemas”.

Asimismo, sostuvo que la obra es un paso más “para mejorar el barrio, pero también es muy importante trabajar en la iluminación que brinda mayor seguridad, en la construcción de espacios comunes como las plazas y edificios NIDO, que crean lugares de encuentro y comunión con los vecinos. Pero sobre todo trabajar, en las obras como las cloacas, el agua potable y los desagües, obras que no se ven pero que son las que le cambian la vida a la gente”.

Alegría y emoción

Laura Casabianca, directora del Jardín de Infantes San Lorenzo, trabaja desde hace 20 años en el barrio y conoce “a las instituciones y a las familias”, y siente “al jardín y al barrio como una parte muy importante de mi vida”. A partir de esa historia de vida contó: “Cuando veníamos caminando desde el jardín hasta aquí, sentí una gran alegría y emoción. Ver estos pasos que se están dando: el jardín, el pavimento, ver que el barrio no se inunda; son cosas muy valiosas que hay que agradecer al Gobierno de la Ciudad. Hoy es un día de mucha alegría y gran festejo”.