El audaz robo ocurrió este fin de semana, pero se conoció en las últimas horas. Después de reducir a los empleados que se encontraban en ese momento en la planta de la calle Mariano Moreno al 4300, los ladrones entraron un camión Ford 400 y se llevaron una importante cantidad de figuritas del Mundial de Rusia para venderlas en el mercado ilegal.

A pesar del despliegue en la zona que realizó la policía para dar con los piratas del asfalto, todavía permanecen prófugos. Los investigadores creen que lograron darse a la fuga por la Panamericana.