Omar De Felippe regresó a la ciudad para comenzar a diagramar el nuevo torneo y se reunirá con los directivos leprosos para analizar un tema fundamental: los refuerzos.

En el último partido de la Superliga ante Gimnasia en La Plata, el entrenador rojinegro fue claro: para continuar en el cargo debían incorporarse jugadores de jerarquía al plantel. Y es por eso que pidió puestos específicos para cubrir: un zaguero, un lateral, un carrilero y un nueve de área. Además puso como condición que renueven Víctor Figueroa, Juan Ignacio Sills, Nelson Ibáñez y Luis Leal.

Su continuidad no está en duda, pero desde ese momento hasta hoy, lo único que cambió en el club del Parque Independencia es que tuvo la aprobación del juez Fabián Bellizia para la compra del delantero portugués.

En este tiempo de parate por el Mundial, muchos nombres fueron ofrecidos a los dirigentes y el DT estuvo en contacto para analizarlos. Sin embargo, de todos los que ofrecieron, el único que realmente le interesó es Oswaldo Henríquez.

El defensor colombiano de 29 años, actualmente en Sport Recife de Brasil, fue acercado por un intermediario que ya trajo un futbolista en el pasado mercado. De Felippe le dio el visto bueno para hacer un intento, aunque no será sencillo.

Además del buen contrato que cobra el defensor en el fútbol carioca, Colón también lo tiene en la mira y cuenta con una mejor posición económica que la Lepra tras la venta de Germán Conti.

La fecha del comienzo de la pretemporada también es un tema a definir con los dirigentes. Pero no se moverá del 18 o 19 del corriente. Y se llevará a cabo en el predio rojinegro de Bella Vista, con concentraciones en Ricardone.

Otro de los temas a charlar son los amistosos. De Felippe quiere confirmar si los dos clásicos que se anunciaron se van a llevar a cabo o no. Definirlo es fundamental para armar la estructura de las prácticas, teniendo en cuenta también que el DT estará en el banco de suplentes en la Copa Santa Fe en la que Newell’s debuta el fin de semana del 9 de julio ante el ganador de Central Córdoba y Pablo VI.