Avanza la causa que investiga la muerte del fiscal Nisman

La muerte de Alberto Nisman suma otro capítulo en su investigación. Ahora, la fiscalía ordenará un análisis y entrecruzamiento de llamados de las líneas personales de Cristina Kirchner y algunos ex funcionarios de su gabinete. También se investigarán las visitas a Casa Rosada en enero de 2015 y un incendio que se registró en un sector del edificio en febrero de 2015, a partir de los cuales se perdieron algunos registros de ingresos y egresos.

Las líneas, tanto personales como de oficinas, se investigarán durante el período que va desde octubre de 2014 hasta febrero de 2015. No obstante, sobre los funcionarios el período que más interesa es a partir del 14 de diciembre de 2014, que fue el día en que el superpoderoso ex director general de Operaciones Antonio Stiuso fue echado de la ex SIDE.

La medida se realizará por primera vez en esta causa, en donde ya están identificados todos los teléfonos asignados a los exfuncionarios. Algo similar se había hecho en el caso por supuesto encubrimiento con la firma del Memorándum con Irán, en 2013.

La investigación ahora se centra sobre los funcionarios, ya que los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, de la Cámara Federal Porteña, establecieron que Nisman fue asesinado tras haber formulado aquel 14 de enero de 2015 la denuncia contra Cristina Kirchner y sus ministros.

Leer más:

Para la Cámara Federal, Alberto Nisman fue asesinado por su denuncia contra Cristina Kirchner

Según las fuentes consultadas, el análisis de los teléfonos se centrará, además de Cristina, sobre allegados al poder como el extitular de la AFI Oscar Parrilli; el exsecretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; o el excanciller Héctor Timerman.

“Nisman fue asesinado horas después de haber formulado una denuncia contra las máximas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional y otras personas por haber encubierto a los presuntos responsables del atentado, y horas antes de exponer ante una comisión especial del Congreso Nacional las razones de su proceder”, sostuvo Irurzun.

Por otra parte, este jueves por la mañana el fiscal del caso, Eduardo Taiano, junto al juez Julián Ercolini, mantendrán un encuentro junto a colaboradores en los tribunales de Comodoro Py para evaluar cómo sigue la investigación tras el fallo de la Cámara Federal.

Asimismo, los investigados pedirán un nuevo cruce de teléfonos que se había hecho, en parte, sobre un sector de la inteligencia argentina sumado a funcionarios judiciales, como el fiscal Carlos Stornelli; o el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, que mantuvieron un intenso flujo de comunicaciones entre sí el domingo 18 de enero por la mañana, algo que resulta llamativo por tratarse de un fin de semana y pocas horas antes del hallazgo sin vida de Nisman.

El análisis que hará la Policía Federal también comprende miles de teléfonos que impactaron en la antena telefónicas cercanas al complejo Le Parc. Las fuentes ya adelantaron que los números de “espías” de la secretaría de Inteligencia tuvieron actividad los días previos a la muerte de Nisman.