Lás de 60 fabricantes de dispositivos tuvieron un acceso en profundidad a la base de datos de usuarios de Facebook, según ha publicado The New York Times.

Entre la información a la que tenían acceso compañías como Apple, Samsung o Microsoft destaca que pudieran saber mucho sobre los amigos de las personas cuyos datos eran cedidos.

En otras palabras, los fabricantes usaban el acceso completo al perfil de un tipo de usuario de Facebook para conocer del mismo modo a todo su entorno, algo que Facebook permitía y de lo que no está claro que informara a los afectados.

Según la Comisión Federal de Comercio, esta práctica ya no se produce, pero aún así implica a muchas compañías ajenas a Facebook en un negocio de información privilegiada del que los usuarios nunca fueron conscientes.

Lo más grave de todo es que, incluso tras prometer que no compartía esta información con empresas ajenas a Facebook, este descubrimiento implica que sí se hacía.

Te puede interesarEste truco permite saber qué decían los mensajes eliminados en WhatsApp
En respuesta al artículo, Facebook replicó rápidamente con un texto en su página oficial de prensa en el que explican “Por qué no estamos de acuerdo con The New York Times”.

Según la ampresa, esta situación es muy diferente a lo ocurrido hace poco con Cambridge Analytica, empresa que extrajo información en masa sobre usuarios de Facebook y que ha llevado a una investigación global sobre los métodos y la protección de la privacidad de la empresa.

En el texto de The New York Times, queda claro que el trato de Facebook con los fabricantes permitía saber de todo sobre el usuario: relaciones, religión, eventos en la agenda, opiniones políticas y un largo etcétera.

Del mismo modo, a través de estos perfiles, podrían tener acceso a otros muchos usuarios dentro de la lista de amigos de esa misma persona. Todo esto, al margen de las opciones habilitadas en la red social para compartir información o no.

Según un responsable de la Comisión Federal de Comercio, estas puertas traseras no están abiertas, pero podría decirse que están cerradas con “candados” que alguien con los suficientes conocimientos puede romper para colarse y conseguir información privilegiada.