Para Diego Schwartzman (12°) el sueño de Roland Garros ya tiene sabor a hazaña. Hoy logró un triunfo fantástico ante el sudafricano Kevin Anderson (7°) en octavos de final luego de estar dos sets abajo. Dio batalla y levantó un partido que parecía perdido para clasificar a cuartos de final.

El Peque se impuso por 1-6, 2-6, 7-5, 7-6 y 6-2 en casi cuatro horas de juego sobre el polvo de ladrillo parisino. Y en la próxima ronda se medirá con el español Rafael Nadal, actual número 1 del mundo.

Schwartzman venía de eliminar al francés Calvin Hemery, al checo Adam Pavlasek y el croata Borna Coric. Y hoy se cobró al sudafricano Anderson en un partido memorable para el tenista argentino de 25 años.

De esta manera, el Peque está cumpliendo su mejor actuación en Roland Garros y alcanzó su mejor performance en un Grand Slam ya que también había llegado a cuartos de final en el US Open 2017.

“No sé cómo lo hice. Estoy muy contento. Espero recuperarme bien para estar en forma para el próximo partido”, dijo.
“La verdad que no sé cómo lo hice, no estaba jugando bien. Me sacó para partido dos veces. A él le costó físicamente y yo tuve resto”, contó ni bien terminó el partido, y afirmó: “Sé que es mi primera vez en cuartos de final de Roland Garros, estoy feliz”.