Un policía de la Brigada Motorizada fue internado este sábado a la tarde en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) como consecuencia de un choque que protagonizó en medio de una persecución a dos delincuentes, que fueron atrapados por un segundo agente que también fue tres ellos.

El veloz y accidentado operativo comenzó en Pellegrini y Liniers, zona oeste de Rosario, cuando un binomio de efectivos en moto de la fuerza provincial avistó a dos personas que escapaban en una tornado roja, informaron fuentes policiales.

Leer más: Rescataron una perra y sus cachorros que estaban atrapados en un desagüe

Los sospechosos habían roto el cristal de un auto y sustraído pertenencias de la dueña del vehículo en cuestión, según dijeron a los oficiales testigos del hecho.

Los agentes iniciaron entonces el intento de detenerlos. En la zona de Mendoza y Barra uno de los efectivos colisionó con un Gol Trend blanco.

El otro agente continuó con la persecución de todas maneras y finalmente en Rouillón y Mendoza logró la detención de ambos delincuentes y secuestró la moto.

Por otro lado, el policía lesionado fue atendido por una ambulancia del Sies y llevado de urgencia pero conciente al Heca, escoltado por varios patrulleros.