Los bomberos voluntarios, baqueanos y uniformados arribaron escasos minutos antes de las 11 con agua, alimentos y abrigo para el piloto y los pasajeros que pasaron la noche a temperaturas bajo cero y a 3.675 metros de altura.

“¡Grande la patrulla de rescate! Llegó al helicóptero y nos informan que todos estan en perfectas condiciones“, contó a través de Twitter Cecilia Borel, colaboradora y pareja del vocero presidencial, Iván Pavlovsky, uno de los que viajaba a bordo de la aeronave Mi-171E perteneciente a la Fuerza Aérea que había salido el pasado viernes desde Salta hacia la ciudad de Santiago del Estero.

Tras arribar al lugar, ubicado en el departamento catamarqueño de Andalgalá, los especialistas analizaban el modo en el que se realizará el descenso.

“Nos preocupa que el rescate tenga que ser terrestre porque la tripulación no está preparada para esas condiciones”, admitió el jefe de bomberos de Andalgalá, Miguel Tapia.

Leer más:

Aterrizó de emergencia un helicóptero que llevaba una comitiva oficial en Catamarca

La comitiva presidencial pasó la noche en el helicóptero de la Fuerza Aérea Argentina tras un aterrizaje preventivo en un paraje serrano de Catamarca, sin que se reportaran inconvenientes entre los tripulantes y pasajeros, aunque en un lugar de difícil acceso y con temperaturas bajo cero.

En la nave, según fuentes oficiales, viajaban trece funcionarios, mientras las autoridades de Catamarca implementaron un operativo con personal de Protección Civil y bomberos para asistir a la comitiva y organizar su traslado en la localidad de Aconquija, en el departamento de Andalgalá.

El lugar es de difícil acceso porque puede llegar a la zona pero previamente hay que pasar por una cuesta que se llama Cuesta del Clavillo, que une Catamarca con Tucumán, y la cuesta está cortada por las malas condiciones climáticas.

La Fuerza Aérea Argentina informó, a través de un comunicado, que “debido a las condiciones meteorológicas adversas que se registraban mientras realizaba una operación de traslado de personal en un vuelo programado, un helicóptero Mi-171 E, perteneciente a la VII Brigada Aérea de la localidad de Moreno, debió realizar una operación de aterrizaje en una zona segura, previo a su destino final en la provincia de Santiago del Estero”.