El mismo día que la Cámara Federal aseguró que al fiscal Alberto Nisman lo mataron por su denuncia a la ex presidenta Cristina Kirchner, los senadores de Cambiemos pidieron debatir el desafuero de la senadora. Quieren convocar a una sesión especial la semana que viene. El juez federal Claudio Bonadio lo había pedido en diciembre al procesarla con prisión preventiva por el pacto con Irán.

El plazo de 180 días que tiene la cámara alta para resolver ese pedido vencen el jueves 7 de junio. Si la cámara alta lo deja vencer, el juez tendría que realizar un nuevo planteo legislativo. Sin embargo, la vicepresidenta Gabriela Michetti convocó para el martes a una reunión de Labor Parlamentaria.

En el recinto, Cambiemos deberá sumar 37 senadores para tener quórum. Para aprobar el desafuero, deberá contar dos tercios de los presentes. El oficialismo tiene 25 bancas, es decir, necesita sumar otras 12 voluntades.

Aunque enfrentado con Cristina, el PJ no apoyaría el pedido. Ya lo anticipó el jefe del bloque, Miguel Ángel Pichetto, al pedir defender “el principio judicial de que el desafuero de un senador o diputado procede ante sentencia firme”