Durante dos horas Ariel Velásquez intentó abusar de tres mujeres. En dos casos lo consiguió, sólo una de las víctimas logró escapar. El hombre neuquino de 47 años entró a Chile el 19 de mayo pasado como turista y terminó detenido durante la madrugada del jueves tras intentar, sin éxito, darse a la fuga.

La estrategia que usaba para acercarse a las mujeres era siempre la misma: el engaño. “Las abordaba fingiendo ser un efectivo de la Policía de Investigación de Chile, les decía que estaba buscando droga y las obligaba a subir a su auto y de ahí las llevaba a zonas alejadas donde abusaba de ellas”, detalló a LMN el periodista Rodrigo Vergara, a cargo de la cobertura del caso para el portal La Voz de Pucón.

Su raid empezó a bordo de un Mercedez Benz patente EFC 099 el miércoles a las 21. A esa hora pretendió atacar a la primera mujer, pero no cayó en la trampa. Entonces siguió dando vueltas con su auto y cincuenta minutos después, encontró a su segunda víctima.

Velásquez vio a la mujer en los alrededores de la universidad. La sorprendió con la excusa de la droga y pudo convencerla de subir al auto. La violó a cuatro kilómetros de Pucón, en una zona apartada y oscura, donde después de agredirla la dejó abandonada.

Cuando se hicieron las 23, se cruzó con la tercera mujer. La trasladó hasta un pasaje cercano al aeropuerto y en ese lugar, dentro del vehículo, abusó de ella. La policía no tardó en relacionar las denuncias y desplegaron un operativo de rastrillaje para ubicar al violador.

El neuquino pudo mantenerse prófugo unos 15 minutos. La persecución terminó cerca de las 3 de la madrugada y durante el día de hoy se le formularán los cargos.