Mientras los pasajeros esperaban el subte en los andenes un hombre se colgaba de las luces de emergencia, rompía el soporte, las sacaba y las guardaba.

Lo hacía a cara descubierta y fue gracias a las cámaras de seguridad del Subte que los efectivos de la Policía de la Ciudad logró detenerlo en pleno acto delictivo.

Los policías pudieron detener al hombre en la estación de Scalabrini Ortiz del subte D con cuatro luces encima.