Pedro Sanchez, el posible sucesor de Rajoy

Pedro Sánchez es uno de los nombres que más resuena en los medios españoles. El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) podría convertirse en el próximo presidente de España sin pasar por las urnas. El dirigente fue el encargado de impulsar la moción de censura contra el actual mandatario Mariano Rajoy, tras el escándalo de corrupción que salpicó al Partido Popular (PP).

Amante de la política desde joven, el dirigente socialista deberá reunir la mayoría absoluta en el Congreso para que la herramienta tenga éxito. La votación será el viernes por la mañana y necesitará al menos 176 votos positivos.

“Su soledad, señor Rajoy, constituye el epitafio de un tiempo político, el suyo, que ya se ha terminado”, remarcó Sánchez en su discurso del jueves en el Parlamento.

Para algunos analistas españoles, se trata de un dirigente “audaz y no excesivamente reflexivo”. Nacido el 29 de febrero de 1972 en Madrid, creció en una familia acomodada, hijo de un padre empresario y una madre funcionaria.

Mientras le dedicaba muchas horas al básquet, estudió Economía primero en su ciudad y después en Bruselas. Desde 2004 hasta 2009, fue concejal de la capital española.

Leer más:

España: Rajoy quedó al borde de la destitución

Después de convertirse en diputado por el PSOE, intentó formar gobierno con los partidos emergentes de Podemos y Ciudadanos, pero la iniciativa no rindió sus frutos.

Tras los malos resultados de las elecciones en junio de 2016, el PSOE registró su peor resultado desde el restablecimiento de la democracia española en 1977. Los propios compañeros de Sánchez lo culparon de los malos números en las urnas. Pero en mayo de 2017, volvió a entrar por la puerta grande cuando los militantes le devolvieron la cabeza del partido.

El número tres de la formación conservadora, Fernando Martínez-Maillo, lo describió como el “Judas de la política”. Para el PP, el dirigente está llevando a cabo un “ejercicio de oportunismo al servicio de una ambición personal”.

En caso de lograr la aprobación de la moción en el Congreso, Sánchez asumiría como Presidente. Según explicó el analista internacional Mariano Beldyk la opción de llamar a elecciones adelantadas dependerá de su “cálculo político”. “Si cree que puede gobernar durante dos años y consensuar con el resto de los espacios, no tiene porqué hacerlo”, remarcó el especialista.