Sorpresa en el gobierno provincial, que ya programaba los operativos de seguridad

El 4 de mayo pasado se reunieron dirigentes de Newell’s y Central junto al coordinador de Seguridad Deportiva de Santa Fe, Diego Maio, para evaluar la posibilidad de realizar dos clásicos antes del inicio de la próxima Superliga para desdramatizar estos encuentros en Rosario. Finalizó el cónclave con la confirmación que se disputarían dos cotejos, uno en cada estadio, para fines de julio. Pero pasó el tiempo –no mucho– y algunos directivos de ambas instituciones reflexionaron: ahora están con algunas dudas sobre si se llevarán a cabo los partidos. Es más: algunos ya confirman que no se harán, al menos este año.

Consultado sobre el tema, el vicepresidente primero rojinegro, Juan Matías, manifestó: “Estos clásicos no se van a jugar, acordate lo que te digo, por diferente motivos. Fue (el vice segundo, Cristian) Damico a la reunión sin avisarnos, por su cuenta, y le va a salir mal. Se maneja en muchos temas solo: puso el sponsor de la camiseta –la tienda oficial del club– y nos enteramos viendo al equipo salir a la cancha, así se maneja, y lo de los clásicos fue igual, nos enteramos cuando salió en los medios”.

Por el lado de Central, el vicepresidente Ricardo Carloni comentó: “Todavía no está cerrado, no hay nada, las fechas son un problema porque el equipo estará en pleno proceso de pretemporada con Edgardo Bauza. Además, jugamos Copa Argentina –frente a Juventud Antoniana de Salta– y hay que planificar todo, hay que esperar un poco todavía para confirmar los clásicos”.

El dirigente canalla también adelantó: “Creo, en caso que se lleve a cabo, que habría que disputar un solo encuentro; dos se va a complicar pero esta es una idea mía, no es el pensamiento de la comisión directiva”.

Desde el organismo provincial encargado de la seguridad no tienen inconvenientes en que se lleven a cabo los partidos. De hecho, Diego Maio se sorprendió al enterarse que ahora hay dudas.

“Para la provincia es muy importante que se jueguen los partidos. La idea es que haya mas Newell’s-Central y Central-Newell’s por año para desdramatizar todo. Ellos sabían que se jugaban una importante parada y ninguno de los directivos objetó nada, al contrario, saben que se recaudará una suma importante que rondaría los 8 millones de pesos para cada club”, redondeó el responsable en los espectáculos deportivos en Santa Fe.

Aquella reunión fue en secreto y luego se salió a confirmar la buena nueva para la ciudad con bombos y platillos. Duró poco la alegría. Evidentemente, las cosas no estaban muy en claro y el temor a una derrota y las consecuencias que puede traer floreció nuevamente entre las partes.