Balizas encendidas y conductor ausente.

Una mujer dejó estacionado su auto en una zona prohibida de Sarmiento y Córdoba, sobre calle Sarmiento, casi sobre la peatonal Córdoba. Adentro había dos niños de 8 años que estuvieron encerrados en el coche, según el informe de procedimiento de la Guardia Urbana Municipal (GUM), que intervino y cuando apareció la conductora –había ido a buscar un televisor–, le labró un acta.