El Ministerio de Trabajo resolvió dictar la conciliación obligatoria en el conflicto de los 11 trabajadores municipales de Fray Luis Beltrán. La resolución se tomó en la última audiencia realizada este lunes por la mañana y los empleados despedidos se reincorporarán mañana a sus puestos.

Además, la cartera laboral otorgó un plazo de 15 días hábiles para que las partes negocien una salida a esta situación. Durante ese período, el gremio Sitram no podrá realizar medidas de fuerza y deberá levantar la carpa que había sido emplazada en el frente del palacio municipal.

Los empleados despedidos acreditaban dos años de antigüedad como contratados y otros dos de planta permanente. Desde el sindicato atribuyen a razones políticas la decisión que tomó el intendente Mariano Cominelli a comienzos de este año.