En medio de la exposición que llevó adelante en el Senado, Marcos Peña se refirió a uno de los temas más resonantes del miércoles: la intervención histórica que hizo el Banco Central (BCRA) en el mercado de cambios para evitar que el dólar se dispare.

El contexto internacional afecta a la cuestión económica y más con un tipo de cambio flotante. Hay varias razones que influyen: la devaluación de monedas en varios lugares y el cambio de política de tasas en Estados Unidos. Eso nos inquieta“, resaltó el jefe de ministros, acerca de la alta demanda de dólares que se produjo en los últimos días por parte de ahorristas e inversores.

Para frenar la suba de la moneda estadounidense, el BCRA vendió 1471 millones de dólares. Sobre esa decisión de la entidad presidida por Federico Sturzenegger, Peña coincidió: “El Banco Central tiene capacidad de defender el valor de la moneda y para intervenir en situaciones excepcionales”.

Así, se mostró en sintonía con la estrategia que el Central avisó que aplicaría cada vez que considerara que el dólar podría dispararse.

Peña aprovechó que Cristina Kirchner no estaba en su banca y disparó contra su gestión. “El Banco Central tiene reservas que no tenía cuando ustedes entregaron el Gobierno. Tiene reservas para defender el valor de la moneda y por eso hay tranquilidad“, aseveró.

El BCRA tuvo que salir a intervenir con fuerza en el mercado cambiario para evitar una suba del dólar. La autoridad monetaria puso US$ 1471 millones y así mantuvo sin cambios el precio de la divisa.

Con esta potente intervención, el Central mantuvo el dólar mayorista en $ 20,26 para la venta, valor similar al del martes. Mientras tanto, el promedio de cotizaciones en la city porteña cerró en $ 20,55 para la venta.

De esta forma, entre las intervenciones del lunes, el martes y el miércoles, la entidad ya se desprendió de US$ 2108 millones para mantener la moneda estadounidense controlada, tal como había anunciado que lo haría.

Qué motivó la fuerte demanda de dólares

Los mercados y las divisas internacionales reaccionan ante la suba de tasas de interés en los Estados Unidos. El rendimiento de los bonos del Tesoro de ese país a 10 años subió hasta 3 por ciento, una tasa no registrada desde hace diez años.

Eso provoca el llamado “vuelo a la calidad”: los inversores van hacia los instrumentos considerados más seguros porque ofrecen más interés e impulsan los rendimientos de los activos calificados como más riesgosos.

Pero hay más: a partir de hoy, las inversiones de extranjeros en Lebac y otros instrumentos financieros comenzarán a pagar impuesto a las Ganancias. Por eso, fuentes del mercado indicaron que importantes fondos de inversión desarmaron posiciones en pesos y se pasaron a dólares.