Nuevamente barrio Candioti es foco de robos en altura. En la esquina de Alvear y Luciano Molinas ladrones ingresaron el sábado y en la madrugada de este miércoles.

El último de los hechos tuvo una particularidad: el delincuente le pidió a la víctima que lo ayude a cargar lo sustraído.

Esta situación es la que vivió un estudiante de ingeniería de la UTN mientras estudiaba para un examen en su departamento del segundo piso.

Giuliana, su hermana, “estaba estudiando de espalda al balcón, escucha un ruido, se da vuelta y ahí siente que le apoyan algo en la cabeza”.

El malviviente se llevó dos notebooks, una bicicleta y un celular. No obstante, cuando “lo estaba por atar en las manos se dio cuenta que no iba a poder bajar con todo y le pidió que le baje la bicicleta y se fue andando”, contó la joven.

Además, la hermana del muchacho de 23 años comentó que el ladrón “le pidió una llave, él se la dio pero después se la terminó olvidando”.