Los maestros de la provincia de Buenos Aires realizarán el cuarto paro del año este miércoles, tras haber rechazado el viernes pasado una nueva propuesta de aumento salarial del gobierno de María Eugenia Vidal.

El secretario del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, confirmó que la medida de fuerza se mantiene firme. Además, criticó la decisión de la gobernadora bonaerense de reducir los impuestos en la boleta de los servicios públicos. “La decisión debería ser parar el tarifazo o que no sea tan brutal como se está llevando adelante y que impacta en los salarios de los trabajadores”, argumentó.

“Es un despropósito. En vez de reducir las tarifas reducen impuestos”, dijo a Radio 10 y cuestionó que antes del anuncio Vidal afirmara que no había recursos para el aumento salarial que pretende el gremio.

La última oferta salarial que realizó la provincia incluía un aumento del 10 por ciento para el primer semestre de este año, más un reconocimiento por presentismo de hasta 3.000 pesos por maestro para ese período, y proponía abrir nuevamente las paritarias en julio.

De acuerdo con el gobierno provincial, los dos anticipos a cuenta de paritarias -el que se pagó a comienzos de abril del 5 por ciento y el propuesto el viernes- elevarían en $3.250 el salario del docente que gana menos de $15.000, y en $8.125 pesos a los que ganan más de $30.000. Así el salario promedio de un docente con presentismo pasaría de $24.659 a $27.500 y mientras el salario de un ingresante con presentismo, se elevaría de $12.500 a $14.250 mensual.

No obstante, los gremios la rechazaron por considerarla insuficiente y convocaron al paro. “Rechazamos categóricamente la propuesta del gobierno, porque es menor que la propuesta que nos habían hecho en la reunión anterior”, aseguró en ese momento Baradel.

Según el dirigente, en la anterior oferta, la Provincia mantuvo la propuesta de un aumento salarial anual del 15 por ciento “a pagar en 3 tramos: un 7 por ciento en enero, un 4 por ciento en mayo, y otro 4 en septiembre; mientras que ahora ofrecen un 10 por ciento en el primer semestre”.

Por su parte, el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, tildó ayer de “intransigencia” la decisión de los gremios docentes y consideró que el paro era seguramente “una decisión ya tomada” antes de la reunión.

“Nos desanima un poco porque encontramos cierta rigidez, cierta intransigencia del otro lado para rechazar ocho propuestas diferentes, donde siempre tratamos de poner algo más que la anterior”, sostuvo el funcionario en diálogo con radio Mitre.

Por otro lado, confirmó que los días que los docentes no trabajen se les descontarán, y que Vidal otorgará, de modo retroactivo, un nuevo adelanto de aumento salarial que llegará al 8% en marzo.