Newell’s analiza poner esas entradas generales visitantes a un valor de 600 pesos, lo que significaría un ingreso extra de 2,4 millones de pesos. Y para no perjudicar a los hinchas leprosos, también habrá venta de generales no socios, a 320 pesos.

No hay dudas que el cambio de postura de la dirigencia leprosa en cuanto a recibir visitantes tiene que ver con la necesidad económica. Por eso se resignará parte de la tribuna del Palomar para los hinchas leprosos y allí estarán los visitantes, como sucedía hasta 2013 cuando comenzó la prohibición decidida por AFA.

Los organismos de seguridad de la Provincia siempre se vieron receptivos a permitir jugar con visitantes, por eso no pusieron objeciones, más allá de que habrá un operativo policial que demandará más efectivos.

Resta definir dónde se venderán estas entradas, cómo será el pulmón de separación de la tribuna del Palomar, y si Independiente aceptará el valor de 600 pesos que la dirigencia leprosa pondrá para los visitantes y qué distinción tendrá la entrada para no confundirla con la general no socios de los hinchas leprosos, que saldrá 320 pesos.

Lo que es un hecho es que tras casi cinco años, la Lepra recibirá visitantes en el Coloso, algo que sólo parecía posible para torneos internacionales. Pero la necesidad económica pudo más y el sábado habrá hinchas del Rojo en el Parque.