El ex presidente de los Estados Unidos, George H. Bush, tuvo que ser internado después de contraer una infección. A solo seis días de la muerte de su esposa, Barbara Bush, el ex mandatario está en cuidados intensivos del Hospital Metodista de Houston.

Según explicó el vocero de la familia, Jim McGrath, está respondiendo a los tratamientos y “parece estar recuperándose”.