Otra semana de reuniones y audiencia transitan los trabajadores de la procesadora de granos Buyatti. Luego del cónclave del viernes pasado de empleados y representantes gremiales con Miguel Lifschitz, será el turno de que las autoridades de la empresa pasen este martes por el despacho del gobernador en la sede rosarina de Gobernación para seguir buscándole soluciones a un conflicto que afecta a 125 trabajadores que permanecen suspendidos desde hace casi dos meses.

“Los directivos de Buyatti fueron convocados para entrevistarse el martes con el gobernador Lifschitz”, confió Pablo Reguera, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea). El miércoles, una comitiva del gremio viajará hacia la localidad santafesina de Reconquista para continuar con las negociaciones salariales, luego de que los propietarios de la empresa de Puerto San Martín ofreciesen 16 mil pesos de sueldo reducido para cada empleado durante los próximos tres meses, mientras las partes buscan una salida al conflicto.

El jueves, en tanto, se celebrará una nueva audiencia en la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo. Las negociaciones por un acuerdo salarial -independientemente de que los trabajadores continúen suspendidos por falta de producción en la planta- y por la continuidad laboral estarán a la orden del día en el edificio de Lagos y San Lorenzo.