Carlos Menem, en una sesión en el Senado el 18 de este mes.

La querella de la AMIA pidió hoy condenar a cuatro años de prisión al ex presidente de la Nación Carlos Menem y a tres años al ex titular de la SIDE en su gobierno, Hugo Anzorreguy, por encubrimiento, incumplimiento de deberes y otros delitos durante la investigación del atentado a la AMIA, en el alegato final ante el Tribunal Oral Federal 2.

El abogado de la querella, Gabriel Camiser, presentó hoy su alegato en el juicio oral por el encubrimiento del atentado a la AMIA y recordó que durante la investigación del atentado Menem ordenó que se le indicara a Galeano que no avanzara sobre la pista que conducía al ciudadano sirio Jacinto Kanoore Edul, un allegado a la entonces familia presidencial. Esta es la conocida “pista siria”.

En una audiencia en la que se leyó el alegato en el llamado “juicio por encubrimiento”, la mutual judía explicó que este proceso, llamado AMIA 2, no aportó elementos de prueba para esclarecer el atentado que mató a 86 personas.

“La pista siria no llevó a ningún lado. No obstante, había que investigar a Kanoore Edul y no se lo hizo correctamente. Por la omisión de investigar y las irregularidades cometidas, señalamos la responsabilidad del poder político, el juez y la ex Side”, explicaron desde la cuenta oficial de AMIA en Twitter.

“Lo dijimos en la audiencia pasada: Los elementos que se han acumulado en este juicio corroboraron que la voluntad de Carlos y Munir Menem fue instrumentada obedientemente por el ex juez Galeano. A Kanoore Edul se lo siguió investigando, y nunca se demostró que fuera una persona que tuviera que ver con el atentado contra la AMIA”, agregaron.

En el juicio oral a cargo del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 se ventila el abandono deliberado de la pista siria, pero también el pago ilegal de 400 mil dólares al reducidor de autos Carlos Telledín para que modificara su declaración en la causa AMIA e inculpara falsamente a un grupo de policías bonaerenses.

Fuentes vinculadas con la querella de AMIA y DAIA sostuvieron que no planean acusar a ninguno de los imputados por el pago a Telleldín -algo que se hará público en la próxima audiencia-, porque el motivo del mismo habría sido obtener información verídica de parte de un imputado.

Para la AMIA y la DAIA, el juicio que lleva más de dos años “no ha brindado sustento fáctico probatorio a esa versión conspirativa” y no produjo “prueba determinante que permita sostener ni que a Telleldín se le pagó para mentir ni, muchísimo menos, que los ex policías hayan sido involucrados en la causa a sabiendas de su inocencia”, informaron fuentes vinculadas a la querella.

AMIA y DAIA son querellantes en la causa dado que ambas instituciones fueron víctimas directas del atentado cometido el 18 de julio de 1994, en el que murieron 86 personas y cientos resultaron heridas.

Menem no está acusado en este juicio por el pago ilegal a Telleldín, pero si lo están Galeano; los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia; el ex titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy; y el ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, a quien se acusa de haber prestado apoyo para la maniobra.

El alegato de hoy: a qué apunta

En su alegato alegato de hoy, el abogado de la querella conjunta de las instituciones judías se dedicó específicamente a abordar el abandono de la pista siria y acusó, además de Menem y Galeano, a Anzorreguy y al ex comisario Jorge “Fino” Palacios, entre otros.

Durante su alegato, el abogado Camiser recordó que en los comienzos de la investigación del atentado la pista que conducía a Kanoore Edul “era la más seria” y que en las agendas que se le secuestraron se encontró el teléfono del agregado cultural de la embajada de Irán Moshen Rabbani y de “once talleres mecánicos”.

Además, explicaron que en este juicio se investiga también el rol de Carlos Telleldín: “En este juicio también se juzga el pago a Telleldín, último tenedor de la Trafic. Creemos que no corresponde que se castigue como un delito este pago. No se le pagó para mentir o para culpar a sabiendas a gente inocente. Se le pagó para que diera información verídica en la causa”, escribieron en la cuenta de Twitter.