La producción de las PyMEs Industriales creció un 3,6% en marzo frente a igual mes del año pasado cumpliendo nueve meses consecutivos en alza y acumulando un incremento del 2,9% en los primeros tres meses de 2018.

Frente al mes anterior se registró una suba de 14,9% (en la medición con estacionalidad) que se explica por factores mayormente estacionales, pero también porque para el sector marzo fue mejor que febrero en la comparación anual.

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entre 250 industrias Pymes. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) registró un valor de 91,7 puntos en marzo.

De los 11 sectores relevados, nueve crecieron y dos cayeron. Tuvieron incremento anual: “Material de Transporte” (11,5%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (9,3%), “Minerales no metálicos” (4,5%), “Alimentos y bebidas” (3,4%), “Maderas y Muebles” (1,9%), “Productos químicos” (1,7%), “Productos eléctrico-mecánicos e informática (1,4%), “Productos textiles y prendas de vestir” (0,2%) y “Papel, cartón, edición e impresión” (0,5%).

Se movieron con bajas anuales: “Productos de caucho y plástico” (-1,5%) y “Calzado y marroquinería” (-2,4%).

Un dato positivo del mes, es que el 54% de las firmas consultadas cerró con rentabilidad positiva mientras que otro 30,9% tuvo nulo beneficio. Solo un 15,2% de los empresarios declaró rendimiento negativo. En línea con esos resultados, el 50% consideró que la situación actual de su empresa es entre “buena” y “muy buena”. El resto entre “regular” y “mala”.

A pesar del aumento en la producción, las firmas continúan con niveles bajo de uso en su capacidad instalada: 64,3% en marzo.