Un insólito hecho ocurrió en Villa Gobernador Gálvez. Agentes municipales interceptaron un Renault 19 en el que iba una pareja con sus hijos por haber pasado un semáforo en rojo y, en medio de una discusión con los adultos, remitieron el vehículo con una nena en su interior.

La mamá de la nena cuenta que fueron frenados después de pasar por la intersección de Soldado Aguirre y Buenos Aires, en la vecina localidad. Sin embargo, sostuvo que lo hicieron con el semáforo en verde y no en rojo como indicaban los inspectores.

“No nos dan una solución. Nos dicen que vayamos al Tribunal de Faltas. ¿Puedo entrar a sacar la nena?”, comentó la mujer en la puerta de depósito municipal.