Copa de Leche "Cachito de Pan" (Archivo)

Lo que comenzó en la casa de la familia de Oscar Moreyra, en calle América 3.443 para darles la leche a los chicos del barrio, creció en cantidad de asistentes y de colaboradores y debió mudarse aún sin tener un lugar propio para funcionar.

Ello provocó incertidumbre pero también mucho trabajo a pulmón de un grupo de esperancinos que decidió sostener el gran sueño de don Moreyra. Hubo momentos en que se debieron suspender las actividades hasta que el año pasado, la vecinal de Barrio Unidos cedió sus instalaciones y se pudo continuar.

Ahora, desde el lunes pasado Cachito de Pan pudo retomar su funcionamiento habitual en la sede del nuevo Centro Integrador Comunitario (CIC) de calle Libertad 2329. Allí, los lunes, miércoles y viernes de 17 a 18.30 horas se brinda la merienda a unos 40 niños y los almuerzos, los sábados a las 11.30 horas, a unos 50 pequeños.

En ese marco, una de las colaboradoras de la institución, Malena Diana, habló sobre las novedades y anunció que “se está realizando una pequeña campaña de voluntarios para ayudar con apoyo escolar a los niños”.

Contó que “desde hace tiempo se realiza el apoyo escolar. Luego de la Copa de Leche durante la tarde los chicos se hacen un lugarcito y se los ayuda con las tareas pero como son pocos los colaboradores se les hace difícil atender la merienda y las clases de apoyo a escolar a la vez, por eso es que necesitamos voluntarios que ayuden a los colaboradores que están siempre”.

El trabajo siempre es a pulmón, con esfuerzo y la colaboración de la ciudad, por eso también se puede colaborar con los alimentos para los almuerzos, como aceite, puré de tomate, condimentos, y algun postre como gelatina o yogur.

Diana finalmente, agradeció especialmente a la vecinal del barrio Unidos que “prestó sus instalaciones durante todo el 2017 para brindar la Copa de Leche y los almuerzos”.

Quienes deseen contactarse con el grupo de trabajo, pueden hacerlo por el Facebook de Copa de Leche Cachito de Pan.