La reunión se realizó en el Ministerio de Trabajo de Rosario

Mejora en la oferta salarial y cuarto intermedio hasta el jueves 26 de abril. Ese fue el saldo que dejó la audiencia de este jueves a la mañana en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, entre funcionarios, sindicalistas y directivos de la empresa por la delicada situación de la empresa Buyatti.

Los empresarios presentaron una mejora en virtud a la oferta anterior. Ofrecieron 16.000 pesos (13.000 había sido la última propuesta) por mes a cobrar durante abril, mayo y junio. “Cayó muy mal, pero igualmente será la asamblea la que decida si se acepta o rechaza”, aseguraron desde el gremio.

Por otro lado, se ratificó el compromiso de mantener la obra social, tal como se acordó la semana pasada. Buyatti manifestó estar haciendo trámites para conseguir aportes Repro del Gobierno Nacional. “Sin embargo no dieron demasiadas precisiones y es algo que parece poco probable”, desestimaron fuentes cercanas.

Leer más:

Días de audiencias importantes para los trabajadores de Buyatti

Las autoridades de la procesadora de granos solicitaron un plazo de 90 días para definir si logran concretar alguna salida viable para continuar trabajando bajo el nombre de Buyatti, o si la planta ubicada en Puerto General San Martín es vendida a nuevos capitales.

Como nota saliente, del encuentro participaron los titulares de la firma procesadora de granos, Claudia Mónica Buyatti, Gustavo Luis Buyatti y Carlos Buyatti. Estuvieron acompañados por Fabricio Vecchini y el abogado Gonzalo Sifone, como apoderados.

En representación del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea), asistieron Pablo Reguera, Daniel Succi y Hugo López, junto a los delegados y la Dra. María Laura Campas, apoderada del sindicato.

Este viernes por la tarde, trabajadores y representantes gremiales del Soea serán recibidos en la sede de Gobernación por el propio gobernador Miguel Lifschitz, quien tomará personalmente conocimiento del conflicto que atraviesa la empresa de Puerto General San Martín.