El DT rojiblanco fue informado por Federico Beligoy por su actitud luego del encuentro del domingo ante Tigre. Además, se espera que el Tribunal finalmente le otorgue una fecha al defensor colombiano, por lo cuál podría jugar ante Atlético Tucumán, que este miércoles juega en Bolivia por la Copa Libertadores.

En el túnel del tiempo. Federico Beligoy en el momento de ingresar al campo de juego del 15 de Abril por la manga. Fue antes de un partido polémico, en el que su incidencia fue nula en el resultado final. No obstante, hubo reclamos airados y el árbitro decidió informar a Madelón. Foto: Flavio Raina

Horacio Elizondo recogió el guante y llamó a Leonardo Madelón. El entrenador de Unión había sido contundente en la conferencia de prensa post partido con Tigre, cuando dijo, en caliente, que “nos perjudicaron contra San Martín de San Juan, Argentinos Juniors y hoy Beligoy… Elizondo, hagamos algo”. ¿Qué hizo el director de la Escuela?, lo llamó a Madelón. Obvio que no trascendieron los términos de la charla, pero hasta dicen que fue ahí mismo, unas horas después de estas declaraciones, el domingo del partido, por la tardecita.

Está claro que todo Unión está “mimetizado” con esto de los arbitrajes. Razones no faltaron contra San Martín de San Juan y contra Argentinos Juniors. Sobre todo en este último partido, en el que el mismo Colegio lo admitió: Nicolás Lamolina, que dio un penal que no fue a favor de los Bichos Colorados y que resultó determinante en el resultado, fue parado y no dirigió en el partido siguiente, con lo cuál se admitieron sus errores.

La polémica, por así llamarla, se plantea en este último encuentro. Es evidente que la forma en la que le empatan a Unión, que había convertido el 3-2 en tiempo de descuento y allí mismo, tras cartón, se le terminan escapando los tres puntos en la última jugada del partido, llenó de desazón y calentura a todos. Y se descargaron broncas con Beligoy, algo que viene de vieja data en Unión.

La sensación generalizada es que Unión no dejó de ganar el partido por culpa del árbitro y esto es lo que tiene que prevalecer internamente, no sólo para bajar los decibeles y dejar de pensar en los arbitrajes, sino para volver a las fuentes y recuperar el nivel futbolístico que, evidentemente, el equipo no pudo mantener en estos últimos partidos más allá de que ante Tigre hubo pasajes de buen fútbol y se pudo liquidar el partido sin necesidad de ese controvertido final.

No se tienen muchos elementos respecto del informe de Beligoy, pero lo que se puede confirmar es que Leo Madelón fue informado por su reacción en caliente apenas terminado el encuentro y sus airados reclamos. De todos modos, en el caso de que reciba alguna sanción, se puede redimir por el pago de una multa.